Saturday, July 12, 2008

Me quisieron robar!

Y un mal día, me tocó.
Realmente pensé que nunca me iba a pasar, pero parece que a cada chancho le llega su sanmartín.
Lo peor de todo es que cuando me dijo "dame la plata, dame la guita..." ni siquiera le creí.
La saqué barata.

1 comment:

Palbo said...

Me encantó este post. Es una lástima que no lo haya leído.